¿Qué significa ser liberal?

Ser liberal está de moda. Tal pareciera que es requisito para ser considerado como persona vanguardista, inteligente y “cool” el adoptar filosofías y conductas “liberales”, aún y cuando no se sepa bien a bien en qué embrollo te estás metiendo.

La “liberalidad” actual ofrece al individuo la oportunidad de probar de todo sin comprometerse a nada, expresar ideas sin sustento y practicar conductas sin responsabilidad. Porque eres “liberal” y de “mente abierta”.

Sin embargo, la liberalidad genuina tiene como base la libertad, y ésta a su vez se funda en el conocimiento, la capacidad y la responsabilidad. Entre más conozcas los alcances de algo, aprendas a manejarlo y asumas las consecuencias con responsabilidad, más libre eres.

La libertad tiene menos que ver con hacer lo que quieras y más con elegir lo mejor.

El ser liberal te permite conocer de todo, pero no significa “entrarle a todo”. Implica un acercamiento con afán de conocer y ampliar tus posibilidades, de experimentar y contrastar tu conocimiento previo y, después de un análisis razonado y sincero, decidir si es algo que vale la pena hacerlo parte de tu vida o no.

La liberalidad que vemos en la mayoría de las personas es una anarquía. El placer por el placer es la máxima. Se asumen conductas y formas de pensar sin responsabilidad alguna o con desconocimiento total.

La liberalidad no es un cheque en blanco para hacer o pensar sin consecuencias.

¿Quieres ser liberal? Aprende, estudia, analiza, comprende, razona, contrasta, reflexiona con sinceridad sobre el tema que te interesa y, si decides que es para ti, practica hasta conocer tus límites al respecto. Después de todo, el ser liberal te debe permitir subir tu nivel de conciencia, pero siempre respetando tu verdadero yo.

Ser liberal te hace un mejor ser humano, no la representación de lo más bajo de la humanidad.

¡Sígueme y comparte!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *