Los Celos. Parte 2

Normalmente las personas celosas no están conscientes de la gravedad de sus actos y tienden a justificarse, pensando en que la otra persona se va a burlar de ella, o tal vez pensando que esa persona está tratando de dejarla, cosa que no permitirán. Al justificarse, no se dan cuenta de que ese mismo comportamiento es el que está propiciando la reacción completamente contraria a la que ellos esperan respecto a sus parejas.

En cuanto a la persona celada, el primer punto es que sea consciente de que su pareja no tiene claro el concepto de amor, por lo tanto su relación estará condenada a seguir el mismo esquema que, más que amoroso, es pasional y que sigue la siguiente dinámica:

1. Uno de los dos muestra alguna clase de sentimiento positivo por otra persona que no es su pareja; en algunos casos incluso puede ser por algún miembro de su familia, o bien alguien del mismo sexo, o alguna persona como un artista, etc.

2. El celoso, al percibir ese sentimiento, se siente minimizado, piensa que tiene que compartir el afecto o la admiración de su pareja con alguien más y eso lo traduce como un deterioro en su relación ,por lo que no está dispuest@ a compartirl@.

3. Ese sentimiento lo lleva a hacer cosas que le permitan seguir teniendo el control de la situación, cosas que alejen a esa persona de su pareja, y en muchos casos de formas que son molestas para la pareja, como la manipulación, la amenaza, o sólo demostrando que “es tan grande su amor”, que “perderlo”, aunque sea por momentos, l@ hace sufrir”.

4. Todas estas acciones llevan a la persona celada a hacer diferentes cosas para calmar los celos de su pareja: dan explicaciones, ofrecen pruebas, tienen mayores demostraciones de afecto, hacen menos a la otra persona para demostrar indiferencia, se alejan de las cosas que puedan provocar los celos.

5. Y entonces…  EL GANADOR EL ES CELOSO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, ya que todas estas conductas solo refuerzan, por un lado, las conductas del celoso; cada vez que quiera ganar terreno recurrirá al método que ya le funcionó, y lo peor es que nunca quedará complacido, ni seguro, ya que interpretará todo lo anterior como la confirmación de que sus sospechas eran ciertas.

¡Sígueme y comparte!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *