¿A quién aman los hombres? Parte 1

Los hombres aman a las mujeres que se aman a sí mismas.

Como mujeres muchas veces nos preguntamos por qué los hombres sienten mayor atracción por cierto tipo de mujeres; incluso se dice que prefieren a aquellas que los tratan mal, aquellas que no dan una apariencia de sobriedad y modestia, aquellas que al entrar a un lugar atraen la mirada de todos los presentes, ya sean hombres o mujeres, aquellas que parece que les hicieran el favor de salir con ellos.

Sin embargo, la mayoría de las mujeres se esfuerza en hacer todas las cosas correctas para agradar a los hombres, aquellas que se centran en saber cocinar, ser buenas amas de casa, ser complacientes con su pareja, ser fieles, ser maternales, ser sobrias y guardar la compostura en todo momento, aquellas para las que su pareja es el eje su vida, y que cuando solteras se dedican a cuidar de ellos como lo más importante, y cuando casadas se dedican a la casa, los hijos y el esposo.

Nos preguntamos por qué los hombres sienten tanta atracción por aquellas mujeres cuyo arreglo personal es tan meticuloso, cuando tal vez pensamos que ser “naturales” tiene un valor agregado. Además, no podemos invertir tanto tiempo en “algo tan trivial” como nuestro arreglo personal.

La respuesta a esta pregunta tiene que ver directamente con nuestro auto-concepto, con nuestra autoestima, nuestra seguridad y nuestra visión de lo que “debe ser”.

Eso es en cuanto a nosotras, y en cuanto a los hombres, ellos tienen una esencia, una naturaleza, que no se puede cambiar, los hombres piensan y sienten como hombres por el solo hecho de serlo, y muchas veces como mujeres esperamos que ellos reaccionen como mujeres. Queremos que le den prioridad e importancia a lo mismo que nosotros le damos, pero nuestra naturaleza es completamente diferente, ellos son mas prácticos , mas concretos, y nosotras mas sensibles, sentimentales y detallistas.

Esto que significa, por poner un ejemplo: una mujer prepara una cena especial para su pareja y se esfuerza en tener la receta ideal: prepara la mesa, decora el platillo, hace los arreglos necesarios para una cena romántica, sin interrupciones, pero en todo este trabajo se olvida de arreglarse. Se agota tanto que al momento de llegar su pareja a la cita, ella se encuentra exhausta; el hombre difícilmente valorará el esfuerzo de ella de la misma manera en la que ella lo hace, ya que su naturaleza le hace pensar que hubiera sido mejor encontrarla con buen humor, arreglada súper sexy y que tan solo ella le dijera “llévame a cenar”.

Parte de esa naturaleza masculina está en darle una gran importancia a todos los aspectos sexuales de su vida, no solo el sexo en si, pero también en todo aquello en lo que puedan demostrar su masculinidad, en lo que los diferencie de las mujeres y los ayude a engrandecer sus características masculinas.

Como mujeres muchas veces los queremos tratar como hijos, los consentimos y cuidamos en vez de entender y adaptarnos a su naturaleza. Enfocamos nuestros esfuerzos y trabajo en cosas que ellos no valoran tanto, por lo tanto  no corresponden hacia nosotras de la misma forma y SE VEN ATRAÍDOS POR LAS MUJERES QUE HACEN TODO LO CONTRARIO.

La clave entonces está en replantearnos a nosotras mismas las conductas que podemos tener hacia ellos para ser mas atractivas (entendiendo atraer como la forma en la que podamos encontrar a una persona afín a nosotras, o bien retener a aquella con la que somos felices).

Entonces ¿Cómo es una mujer que se ama a si misma?

Una mujer que se ame a sí misma es una mujer que tiene control, tiene poder; ella está en capacidad de cuidarse a sí misma a pesar de las circunstancias. Esta mujer es capaz de elegir a un hombre porque quiere estar con él, no porque lo necesite. Existe una gran diferencia entre querer y necesitar. La mujer que elige estar con un hombre porque quiere, es una mujer que también sabe que puede estar bien sin él.

Ella entiende que si un hombre no puede apreciar lo que ella puede ofrecer, otro lo valorará. Ella ve sus relaciones como un proceso de aprendizaje y experiencias del cual puede crecer como mujer.
Una mujer que se ama a sí misma tiene un firme sentido de sus capacidades y su valor. Una mujer que se ame a sí misma sabe y respeta la esencia de su ser y es por esos fuertes sentimientos que ella esta en control de sí misma y de su vida.

¿Cuáles son las características que definen a una mujer que se ama a sí misma?

En la segunda parte presentaré las 5 características de una mujer que se ame a sí misma.

¡Sígueme y comparte!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *